Yo antes de ti, de Jojo Moyes

SINOPSIS

Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio.

Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color.

Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.

Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?

Yo antes de ti es una de las historias más apasionantes, brillantes y mejor escritas que he leído en mi vida. Es la primera a la que le doy cinco estrellas enteras este año (quitando una relectura), y si hubiera más estrellas se las daría todas.

«En realidad solo podemos ayudar a quien quiere ser ayudado».

Esta novela narra la historia de Louisa Clark, una joven que se queda en paro y que acaba trabajando como cuidadora de un chico tetrapléjico, Will Traynor. El carácter de ambos choca de inmediato y, dado que son los protagonistas (y que además son dos personajes muy buenos), voy a detenerme a hablaros un poco de cada uno de ellos.

Louisa fue como una montaña rusa para mí. No me gustan los personajes parados, cobardes, autocompasivos… y ella lo era, era las tres cosas. Sin embargo, también tenía momentos de mucho genio y de no dejarse pisar, y por esa parte me pareció brillante. No es ni una mosquita muerta ni una joven de armas tomar: es una mezcla de ambas, con sus errores y aciertos, con sus enormes defectos y sus grandes virtudes. Louisa es un personaje verosímil, y la autora logró hacer que me la creyera, que sintiera que era tan real como yo. Por esa razón, me hizo sentir mucha empatía hacia esta protagonista, de tal forma que sufrí y disfruté de lo que le iba pasando tal y como lo hacía ella. Me caló muy profundamente.

Además, tiene un desarrollo espectacular y llevado a cabo de manera natural. Durante las casi quinientas páginas de la novela, Jojo Moyes hace evolucionar a Louisa poco a poco, sin prisa pero sin pausa, tal y como evoluciona una persona real. Por todo ello, me pareció perfectamente construida y manejada con brillantez.

Por su parte, Will Traynor no se quedó atrás. He de admitir que caí a sus pies en la primera escena en que salió, cuando hace el primer alarde de su enorme humor negro que tanto me gustó. Will es un personaje dotado de la capacidad de emocionar al lector hasta extremos muy distantes entre sí: te hace reír, te enternece, te enfada, te hace sentir rabia, te hace llorar… Es un chico que provoca unos sentimientos muy profundos con solo un diálogo, y que tiene un peso en la trama apabullante.

La autora no trata de crear el típico protagonista arrollador del que todas las mujeres se enamoran en un parpadeo: es un personaje desgraciado, deprimido y con un carácter que usa a menudo como escudo. El accidente que sufrió y el hecho de que ahora viva postrado en una silla de ruedas, incapaz incluso de comer por sí mismo, hizo cambiar por completo su forma de pensar y su manera de ver la vida, y a través de cómo intenta inculcarle la filosofía del carpe diem a Louisa me hizo reflexionar muchísimo a mí.

«Nunca, jamás me arrepentiré de las cosas que he hecho. Porque casi todos los días, si estás atrapado en un cacharro como este, lo único que te queda son los lugares de tus recuerdos que aún puedes visitar».

La relación entre estos dos personajes es justo tal y como yo la necesitaba. No quería encontrarme instalove, ni arrumacos gratuitos, ni una necesidad mutua instantánea. Necesitaba que esta relación se cociera a fuego lento, y por suerte Jojo Moyes me lo dio. No os podéis hacer una idea de cuánto disfruté leyendo a Louisa y a Will. Son dos personajes brillantes por separado, pero juntos forman una pareja increíble. Son dos personas muy opuestas que aprenden el uno del otro, que se cuidan aunque no quieran –o no se atrevan a— admitirlo. Sencillamente me hicieron derretirme, y también aprendí muchísimo de sus conversaciones y de las enseñanzas que se transmiten mutuamente.

Pero no solo Louisa y Will son brillantes: en Yo antes de ti, la autora construyó todo un elenco de personajes muy variados entre sí, y supo reflejar a la perfección tanto a la aristocracia (a la que pertenecen Will y su familia) como a la clase media-baja (de la que forma parte la familia Clark). Aunque hay algún personaje que no tiene ningún peso en la trama, como puede ser Thomas, todos cumplen su pequeña función a la hora de contextualizar la situación de los protagonistas: Louisa pertenece a una familia humilde que se tiene que hacer cargo de un anciano enfermo y de un niño que nadie esperaba. Para ellos, el trabajo de Louisa es un salvavidas, pues no les sobra dinero precisamente.

La familia de Will es todo lo contrario: sus padres son ricos y poseen unos modales muy estirados. Son refinados, hipócritas y menos pasionales que la familia de Louisa, además de que están siempre pendientes de aparentar estabilidad para que su puesto en la aristocracia no se tambalee.

Retratando estos dos modelos de familia tan dispares, Jojo Moyes demostró que es una escritora versátil capaz de adaptarse a personajes muy diferentes. Su talento pintando personalidades le dio un punto extra de realidad a su historia, que me hizo meterme aún más de lleno en ella y disfrutarla como si yo misma formara parte de la trama.

«Hay horas normales y hay horas yermas, en las que el tiempo se estanca y se desliza, donde la vida (la vida real) solo existe en otro lugar».

En cuanto al estilo, la mayor parte del libro está narrado en primera persona por parte de Louisa, aunque hay algunos capítulos narrados por otros personajes. Esto me pareció todo un acierto, porque permite ver partes de la trama que los protagonistas no permitían mostrar y porque, además, se puede ver la historia central desde otras perspectivas.

El estilo de Yo antes de ti es ágil, rápido y adictivo. Las partes de diálogo y de narración están perfectamente equilibradas y, además, los diálogos no resultan forzados o artificiales, sino que son naturales y bien adecuados a la situación social de cada personaje.

Sin duda, además de haber disfrutado de una historia magnífica, lo mejor que me llevo de esta novela es la filosofía que intenta transmitir: el no desperdiciar el tiempo, no dejar pasar la vida sin hacer nada, luchar por ser quien quieras ser y tener derecho a decidir cómo quieres vivir tus propios días.

En definitiva, Yo antes de ti me ha parecido un libro excepcional. Esta novela merece muchísimo la pena, no sólo por sus brillantes personajes y por la talentosa escritura de Jojo Moyes, sino también por los mensajes y aprendizajes que transmite. Es una novela perfecta en mi opinión, capaz de hacer sentir un gran abanico de emociones a quien la lea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: