Virtud y verdad a quemarropa, de Rolly Haacht

SINOPSIS (de su reedición con Onyx Editorial)

Un año después del acontecimiento que cambió a los Becker para siempre, sus vidas siguen adelante. Jake y Derek se enfrentarán a sus diferencias en más de una ocasión, Zane tratará de mantener la unidad familiar y Louis tendrá que reencontrarse.

Arabia juzgará todo lo que conoce sobre el amor. Caerá muchas veces, pero seguirá levantándose sola, y tomará unas cuantas decisiones importantes para protegerse, unas con más acierto que otras.

Emily y Emma, esta vez, seguirán las venturas y desventuras de esta familia mucho más de cerca, desde la posición privilegiada que les otorga el apellido Wathson.

Personalmente, una de las cosas que encuentro más satisfactorias como lectora es leer segundas partes y comprobar cómo el escritor mejora página a página, y este es el caso del libro del que os voy a hablar hoy.

Leí Amor y virtud a principios de primavera y me lancé con su segunda parte en verano, sin saber qué encontraría. Algunas amigas ya lo habían leído y comentaban que la evolución era increíble, pero no me lo creí del todo hasta que lo vi con mis propios ojos. La primera parte me gustó bastante, no fue un libro que encontrara perfecto pero me entretuvo y me agradó. Sin embargo, en esta segunda parte de la trilogía me topé con una trama más complicada, unos personajes más maduros y un estilo más pulido.

La trama de Virtud y verdad comienza dos años después del final de Amor y virtud. La sinopsis no dice demasiado y yo no voy a desvelar más, pero la primera parte acaba de una forma muy intensa y en este segundo tomo podemos ver cómo reacciona cada personaje ante lo ocurrido.

Lo mejor de Rolly Haacht, para mi gusto, son sus personajes: los hace reales, perfectamente verosímiles, así que en Virtud y verdad asistimos a un abanico tremendo de sentimientos. Cada personaje es diferente al resto y tiene su propia visión de las cosas, y a lo largo del libro cada punto de vista desencadena sus propios conflictos.

Casi de la misma manera que en el tomo anterior, en Virtud y verdad también hay varias subtramas entrelazadas. Cada uno de los Becker y de sus amigos tiene su propia trama y, aunque el narrador es siempre en tercera persona, cada capítulo está protagonizado por alguien diferente. De esta manera, vemos poco a poco lo que les va ocurriendo a cada uno al mismo tiempo y cómo todo acaba encajando en la trama general de la novela.

Sinceramente, esto que acabo de comentar es lo que encuentro más mágico en las novelas de Rolly: cómo te presenta varios personajes y te cuenta cosas aparentemente independientes, y sin que te des cuenta al final todo se une en un gran puzzle.

Sobre la historia, he de decir que creo que es bastante versátil: puede gustar tanto a aquellos lectores que prefieren tramas más lentas y pausadas, más de personajes, como a aquellos que prefieren tramas llenas de acción y giros inesperados. Creo que Virtud y verdad tiene ambas cosas, cada una en su momento.

caracterizaciones-ilustration2
Por Rolly Haacht

Sobre los personajes… por dónde empezar. Hay muchos nombres y al principio puede ser un poco confuso, lo admito (para mí lo fue); pero a las pocas páginas una se da cuenta de que cada personaje es un mundo y no hay dudas. Sí es cierto que aquí las cosas se complican: las situaciones son más peligrosas y más serias que en la primera parte, los sentimientos entre personajes evolucionan muchísimo (para bien y para mal), y todos, en general, se enfrentan a cosas más propias de adultos, aunque no lo sean.

SPOILER DE AMOR Y VIRTUD. Evidentemente, que los dos padres de la familia Becker hayan fallecido les obliga a ejercer ahora los papeles más importantes, y cada uno toma las riendas como buenamente puede. FIN DEL SPOILER.

Mis favoritos siguen siendo Jake y Arabia, tanto juntos como por separado. No es que sean los más complejos, porque cada personaje tiene su historia y creo que todos están muy bien trabajados, pero a mí son los que me calaron más hondo desde el principio. El prólogo de la primera parte dice que estos son libros llenos de apariencias, y creo que no podría haber sido una definición más acertada; aunque, para mí, el personaje más aparente de todos es Jake. Se nos pinta como un rebelde sin causa, un maleducado, un egoísta… y es una delicia ver sus máscaras caerse conforme avanzan las páginas.

SPOILER DE VIRTUD Y VERDAD. Y para qué engañarnos, disfruté muchísimo del romance. Ambos son personas muy complejas y difíciles y ninguno estaba preparado para una relación. Rolly supo cocer el amor a fuego lento, hacerlo verosímil y tan, tan bonito que yo me derretía conforme leía, os lo aseguro. FIN DEL SPOILER

En general, Rolly consigue volver a dotar a los personajes de algo que los hace geniales: humanidad. Son tan variados que los lectores pueden identificarse casi seguro con alguno de ellos, o con varios, y sus reacciones y comportamientos son tan naturales que te los crees. Sin duda, los personajes de esta trilogía son de esos que, una vez acabas el libro, se quedan en tu cabeza durante mucho tiempo, porque llegan a calarte muy hondo.

En cuanto al estilo narrativo, creo que es una prueba más de que a escribir se aprende escribiendo, porque la mejoría de un tomo a otro es abismal. En esta segunda parte, el estilo es más fluido y bonito, menos enrevesado y más logrado que en Amor y virtud.

Rolly Haacht tiene una prosa natural, que, aun en tercera persona, refleja perfectamente el habla de cada uno de sus personajes. Es un estilo fresco y directo, sin grandes metáforas, pero que llega a ser muy bonito e intenso en las partes que lo requieren. Virtud y verdad, por esto mismo, no es un libro lento de leer (yo misma devoré la mitad en un solo día), pero pese a su aparente sencillez es capar de emocionar sin ningún problema.

No puedo cerrar la reseña sin recomendaros que le deis una oportunidad a esta segunda parte. Si os gustó Amor y virtud, sin duda Virtud y verdad también os gustará. Y si no os gustó, puede que aquí encontréis algo de lo que os faltó en la primera parte, porque la mejoría de Rolly es increíble.

amoryvirtudchibis
Por Marta Montell

En resumen: Virtud y verdad es una novela llena de sorpresas. No solo la trama se complica y se desvelan secretos inesperados, sino que los personajes crecen a través de las páginas cada uno según su propia caracterización, y se notan el talento y el trabajo de la autora a la hora de crear a sus personajes. Todo ello, acompañado de una narración sencilla pero capaz de ser mágica y emocionante en determinados puntos de la trama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: