La bilogía Infortunium, de Laura Tárraga

(Sinopsis de Infortunium I: Guardiana de almas)

«Imagina poder viajar en el tiempo… a la ciudad que quieras, al año que desees.
Ahora, conviértelo en tu trabajo. Suena bien, ¿no?
Salvo por lo de tocar cadáveres.
Ah, no parece tan bonito, ¿eh?
Pues añádele tener que soportar a un compañero de viaje al que no aguantas.
Y que todo te salga mal y tener que mentir a todo el mundo.
Y conocerle.
Porque no todo es tan malo como lo pinto, ¿o sí?
Típico en ti, Azel. Siempre pensando lo peor.
¿Yo? Aquí todo lo puso patas arriba el chico de la biblioteca.
Porque esta historia empieza donde todas las demás aguardan».

Una novela que combina historia y ficción, misticismo y realidad, romance y odio. Relaciones personales hirientes, críticas sociales y un malo muy malo al que todos quieren asesinar (incluido tú).

Cuando leí la primera parte, me desengañé bastante: por su sinopsis, me esperaba una novela de ciencia-ficción entretenida que me fuera a gustar, y me encontré con un libro que me decepcionó. Sin embargo, las circunstancias me hicieron leer su segunda parte y, aunque lo empecé con miedo de que fuera a ser igual que la primera, acabó siendo una experiencia increíble. No os podéis hacer una idea de cuánto me hizo disfrutar esa segunda parte, os lo aseguro. Y es que en sus páginas encontré todo lo que me había faltado en su antecesora, y dejé de ver casi todo lo que antes no me había gustado.

La trama de Infortunium I gira en torno a Azel, una joven habitante del siglo XXIII que es llamada para desempeñar un trabajo como profesora de Historia. Ella se dirige a su nuevo puesto, pero descubre por el camino que no la quieren para la enseñanza… sino para que se dedique a viajar por el tiempo y salvar almas inmortales.

Con esta premisa, creí que la historia se basaría en los viajes en el tiempo y las almas, algo que me parecía realmente interesante. Sin embargo, tras unos primeros capítulos que se me hicieron demasiado precipitados, pero que de alguna manera me tuvieron enganchada por ver qué pasaría después, la trama comenzó a orientarse hacia las idas y venidas románticas de la protagonista, las complicaciones derivadas de un triángulo amoroso al que no le vi sentido y una ciencia-ficción reducida, para mi gusto, a un segundo plano que no le hacía nada de justicia.

Soy consciente de que esta novela gustará sin ningún problema a quien disfrute de las historias románticas y se entretenga viendo los tejemanejes de una chica con dos muchachos (muy típicos ambos, he de decir). Pero yo, sinceramente, no era lo que esperaba de Infortunium I.

Mi decepción se incrementó cuando fui descubriendo a los personajes: cada uno me parecía más predecible que el anterior y, en suma, formaron un elenco que no me interesaba prácticamente nada. Sí que hubo ciertos momentos en los que las relaciones entre personajes se intensificaban un poco y le daban algo de emoción; pero, en general, no me convencieron demasiado. Solo se salvó Lucas, que me pareció adorable a pesar de ser tan predecible. Consiguió ablandarme el corazón y hubo momentos en los que lo único que me invitaba a seguir leyendo era ese personaje. Por otro lado, la protagonista y Kennet me parecieron ambos insufribles. Ella, una inmadura y una caprichosa; él, un egoísta y un maleducado.

Tampoco el estilo me gustó especialmente. La narración, en primera persona, era directamente sacada de la boca de Azel y, ya que ella me parecía insoportable, leer sus pensamientos durante toda la novela no lo hizo más fácil. Además de que el estilo como tal no era nada del otro mundo: frases muy cortas, sin lirismo, con un lenguaje en ocasiones incluso vulgar (porque eran una exteriorización sin filtros de la forma de hablar de Azel)…

En conclusión, Infortunium I me dejó muy, muy fría y me decepcionó bastante. Pero entonces comencé a leer Infortunium II… y todo lo que os he contado hasta ahora empezó a derrumbarse poco a poco.

La trama dejó de centrarse en los conflictos amorosos de la protagonista SPOILER (cosa evidente, por otra parte, ya que sin Lucas no puede haber relación amorosa…) FIN DEL SPOILER y pasó a tratar sobre el viaje de Azel a lo largo de la Historia, en busca de una solución para lo que había ocurrido al final del primer tomo. Que, por cierto, el desenlace de Infortunium I me gustó mucho y no me lo esperé para nada.

En esta segunda parte, los personajes se vuelven mucho más complejos. Todo se basa en desvelar misterios, y con cada secreto revelado los diferentes personajes fueron tomando una forma más redonda. Me sorprendió mucho todo lo que la autora se había guardado en el primer tomo. No es una trama sacada de la manga, sino que todo tenía su explicación y su relación con la primera parte y me encantó ver cómo una historia que me pareció tan superficial escondía una trama tan complicada, tan adictiva y tan bien trabajada.

Los personajes, como digo, evolucionaron y maduraron en las páginas de Infortunium II hasta dejarme alucinada. Las relaciones entre Azel y sus compañeros se complican y enriquecen mucho sus caracteres, dotándolos de humanidad y de profundidad, una profundidad que anteriormente no había visto en ellos. Además, en Infortunium II conocemos varios nombres nuevos, personas que dan mucho, mucho juego y detrás de las cuales se nota el trabajo de la autora para hacerlos encajar y darles una historia y unas características propias. Porque, pese a lo que me pareció en la primera parte, Laura Tárraga tiene un enorme talento para pintar a sus personajes.

En Infortunium II, Azel deja de ser la única protagonista. Ahora cada personaje tiene algo crucial que aportar, y la trama no se limita a Azel como pasaba en la primera parte, donde casi todos eran prácticamente esbozos y su única función era interactuar con ella. No solo los personajes son mucho más profundos e interesantes, sino que además cumplen un papel clave en la trama, cada uno a su manera, y complementan la historia que Azel nos narra en primera persona.

La trama en la segunda parte se desprende de ese romanticismo empalagoso y gratuito que tenía para mi gusto la primera, y ahora en las páginas de la novela se sucede una trama sobre rescates, sobre secretos de gobierno, sobre deseos de venganza. La historia es mucho más madura y complicada, ya no se trata simplemente de problemas románticos, sino que a la ecuación se suman otras cuestiones más serias. Azel se enfrenta a villanos de verdad, realiza viajes mucho más peligrosos y sus sentimientos se ennoblecen al perseguir un fin que ya no es ella misma.

Por otro lado, en la segunda parte también se enriquece mucho todo lo que tiene que ver con las ambientaciones. Mientras que en Infortunium I apenas se pintaban los escenarios y los viajes en el tiempo duraban poco más que un parpadeo, en Infortunium II Azel y sus compañeros viajan a destinos mucho mejor descritos y donde siempre se desarrolla algún aspecto de la trama (ya no viajan para hacer cualquier minucia y luego regresan, sino que ahora los viajes aportan algo a la historia). Además, esta vez sí hacen su aparición algunas figuras históricas que, para mi gusto, estaban bastante bien representadas. Se nota que Laura es muy aficionada a la historia y a sus personajes, y en este tomo lo ha sabido demostrar.

Además, el estilo en Infortunium II es mucho mejor que el de la primera parte. Sigue sin ser una prosa que me haya robado el aliento, pero para mi gusto no tiene nada que ver con la que se encuentra en el primer tomo. La narración está mucho más cuidada y la introducción de otros narradores la enriquece mucho.

kp6-F5dB
Lucas, Azel y Kennet (por @oalcuadrado_)

Personalmente, he encontrado apasionante la evolución de la primera parte a la segunda. La mejoría de la autora es evidente y, como lectora, ha sido increíble poder ver tal cambio.

En conclusión, ¿recomiendo leer estas dos novelas? Sí, rotundamente. Si te gustan las novelas de romance con una pizca de ciencia-ficción, sin duda Infortunium I te encantará; si te gustan las novelas de ciencia-ficción con una pizca de romance, sin duda Infortunium II te encantará. Ambas partes se complementan, una suple las carencias de la otra y, en conjunto, forman una bilogía que me ha encantado y que sin duda volvería a leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: